La fotocopiadora tiene sus orígenes desde Gutemberg (año 1440). Los procesos de duplicación mecánica abrieron el acceso a la cultura e información, que hasta entonces eran contenidos en manuscritos. Antes de la llegada de la copiadora, hacer la reproducción de un documento requería un gran trabajo basado principalmente en la fotografía o mimeografía, la cual, se utilizó como medio barato para producir muchas copias de un texto, sobre todo en escuelas.

 

El 22 de octubre de 1938, Chester Carlson, abogado en una oficina de patentes en NY, sacó la primera astoria-10-22-38copia exitosa experimentando con una placa metálica cubierta de azufre y cargada electrostáticamente con la fricción de una franela, cubrió esa placa con polvo y sacó una copia en una hoja cubierta con cera.  A este sistema se le conoce como electrografía indirecta, la cual, es la base tecnológica de la impresora láser, la impresora digital de producción y desde luego la copiadora. La electrografía indirecta ayudó a que las copiadoras puedan usar papel común, sin tratamiento especial.

 

Más adelante, Carlson perfeccionó el sistema de electrografía indirecta, y tras la negativa de muchas empresas y del Consejo Nacional de Impresores de EU, vendió los derechos comerciales a la compañía Haloid en 1947.

 

En el año 1948 la marca Alemana Develop saca al mercado el Blitzkopierer 10 , basado en un invento de las develop-blitzkopierer-10compañías de AGFA y Gevaert que venía desde el año 1938, el cual, era el proceso de la difusión con el que era posible trabajar a la luz del día y sin fijador. La Develop Blitzkopierer 10 fue la primera copiadora del mundo comercialmente exitosa. Y fue este invento el que permitió el desarrollo de las cámaras instantáneas.

 

En 1950, Haloid cambió su nombre a Xerox y cambió el nombre de electrografía indirecta a proceso xerográfico e introdujo la primera copiadora xerográfica automática nombrada 914 a nivel comercial en 1960, sacando 400 copias por hora, es decir, 7 por minuto.

 

En 1973 una empresa japonesa crea el procedimiento de la fotocopia a color (Canon). La misma empresa logra la fotocopiadora láser en blanco y negro y en 1986 presenta la primera fotocopiadora láser a color sobre papel común.

 

Hoy, todas las marcas de copiadoras utilizan básicamente el mismo proceso xerográfico y, aunque estas nuevas maquinas utilizan tinta en polvo (toner), funcionan aprovechando la electricidad estática y son capaces de imprimir muchas páginas por minuto. Esto permite que una nueva generación de copiadoras invada el mercado, usando la tecnología digital, cuyas ventajas más notables son la mejora en su calidad de imagen, facilidad de manejo, menos ruido, bajo consumo de energía, y amigables con el ambiente. Lo más atractivo de esta nueva generación digital, es que son multifuncionales periféricos de la PC, dando servicio de copiado, impresión, escaneo y fax en un mismo equipo.

 

La fotocopiadora se define como uno de los eventos más notables del siglo XX.