Por Lic. Mónica Becerra Mendoza

 

En estas épocas de lluvia es común que el papel se torne húmedo, y por ello tengamos problemas de atascos, mal anclaje de tóner, problemas de registro, o que el papel presente algunas arrugas después de realizada la impresión. A medida que el papel pierde o absorbe humedad, sus propiedades pueden cambiar.

 

Los cambios extremos de temperatura invariablemente provocan alteraciones en el entorno que nos rodea. En el papel no es diferente, y al ser imprevisibles esos cambios, necesitamos saber que hacer para cuidar nuestro papel lo mejor posible.

 

Primero analiza el lugar de almacenamiento del papel. Este no debe estar en contacto directo con el piso. De preferencia debe permanecer en su caja original, ya que ésta absorbe la humedad. En caso de ya no contar con el empaque, debe encontrarse un lugar cerrado, que no guarde humedad ni sea muy caliente, donde no lleguen corrientes de aire y sea de fácil acceso, como por ejemplo un armario.

Pero si no cuentas con ese espacio, puedes usar cajas de plástico, dentro de las cuales podrás almacenar tu papel siempre y cuando pongas una capa de corcho en el fondo de cada una (ese material ayudará a absorber la humedad) y las cierres perfectamente, esto con el fin de evitar que corrientes de aire dañen o empolven el papel.

 

Si abres el paquete de papel y no lo utilizas todo, asegúrate de volver a cerrarlo. Esto ayuda a protegerlo contra factores ambientales y también evita que se acumule polvo en el papel, lo que puede provocar que la copiadora multifuncional alimente más de una hoja a la vez.

 

Evita almacenar el papel cerca de calefacción, conductos de aire acondicionado o cerca de puertas y ventanas que se utilizan con frecuencia. Las fluctuaciones de temperatura y de humedad cerca de estas áreas pueden dañar las características físicas del papel, como el grosor  y la rigidez.

 

Otra recomendación, es que coloques bolsitas de Gel de Sílice (Silica Gel) o de Cloruro de Calcio granulado en el lugar a donde se almacena el papel. Esto con el fin de evitar la humedad en el papel.

 

Por ultimo y no menos importante, cabe mencionar que antes de colocar el papel en la multifuncional, lo ventilemos perfectamente por los cuatro lados y lo sacudamos ligeramente para eliminar cualquier residuo de polvo y estática que pudiera tener.

 

Con estas sencillas recomendaciones podrás evitar varios problemas en el trabajo diario con tus impresoras y mutifuncionales.